Este martes 21 de junio empieza el invierno en todo el Hemisferio Sur. En esta parte del planeta Tierra, el solsticio de junio marca el comienzo de la estación más fría del año, con días más cortos y temperaturas más bajas. ¿Por qué ocurre?

El solsticio de junio en el Hemisferio Sur marca la llegada del invierno y con él “el día más corto” o “la noche más larga” del año. Esto se debe a que la parte Sur de la Tierra -por debajo del paralelo del Ecuador- se va a ubicar en el punto angular más lejano al Sol debido a la inclinación del eje del planeta, lo que proporcionará menor tiempo de luz y calor solar.

Por el contrario, en el Hemisferio Norte ocurre el solsticio de verano. Allí, la inclinación de la Tierra proporcionará menor distancia al Sol, aumentando la temperatura y determinando el día más largo del año, con mayor cantidad de horas de luz solar.

Comentarios

comentarios