En la medianoche de ayer, la denuncia por la supuesta violación de una nena de 6 años desató la reacción de vecinos del Barrio Municipal, que se manifestaron frente a la casa del padre de la niña, de apellido Morán, sindicado como el presunto autor de esta violación.

Queriendo hacer “justicia por mano propia”, vecinos y algunos infiltrados comenzaron a generar disturbios, lo que obligó a la rápida presencia policial, que logró calmar las aguas con el comisario César Danti, titular de la Distrital Arrecifes, a la cabeza del operativo.

La situación inquietaba porque dentro de la casa, que comenzó a ser atacada a piedrazos, había niños. Luego la mamá de la nena supuestamente abusada salió de la vivienda y se ubicó junto a la policía. Los hechos eran confusos, ya que aparentemente el acusado había escapado y después se informó que los estudios médicos realizados a la niña determinaron que no existió violación alguna.

Este extraño suceso se desvirtuó y un grupo de delincuentes atacó a la vivienda del acusado y otras vecinas (en una de ellas vive su madre), y arremetieron contra las casas metiéndose dentro de ellas y comenzando a saquearlas, incluso levantando chapas del techo para cometer los ilícitos.

Los propios vecinos honestos del Barrio Municipal repudiaron el hecho. La situación se había desbordado totalmente y la policía tuvo, entonces, que salir a buscar a los chorros.

Hasta el intendente Dr. Daniel Bolinaga se hizo presente en el lugar para reunirse con el jefe de Policía César Danti.

Se iniciaron las correspondientes actuaciones judiciales, que veremos que rumbo toman.

 

Comentarios

comentarios