Toti Pérez: “En una situación que no le deseo a nadie”

Toti Pérez: “En una situación que no le deseo a nadie”



El arrecifeño trabajador de Granja Tres Arroyos contó lo que vivió cuando fue internado como caso sospechoso de coronavirus.

Sergio “Toti” Pérez habló hoy en la mañana de Radio Uno (107.1) sobre cómo llegó a esa difícil situación de la que recibió el alta tras dar negativo a Covid-19.

“El miércoles fui a llevar a mi mujer al Banco Credicoop y me encontré con un compañero de trabajo y amigo, que estaba haciendo la cola y con el que nos quedamos charlando un rato. Los dos estábamos bien y ni se nos cruzó por la cabeza que podíamos contraer coronavirus. Viéndolo ahora, pienso que fue una irresponsabilidad de nuestra parte, porque a él después le hicieron el test y terminó dando positivo”, arrancó relatando Toti.

“El sábado comencé a sentirme mal, con problemas respiratorios y tos, y realmente me preocupé. Trabajo en Tres Arroyos, había estado en contacto con un positivo de Covid-19, tenía síntomas y me sentía mal. Dije: listo, me agarró a mi también. Me comuniqué con las autoridades de salud de Arrecifes y ese mismo sábado a la noche me hicieron ir al Hospital, donde me realizaron el testeo y directamente quedé internado y aislado. Me pusieron oxígeno, suero y medicamentos, quedé solo en una habitación y sin poder tener contacto ni hablar con nadie”, agregó sobre el difícil momento que atravesó.

HORAS INTERMINABLES

“En ese momento se te empiezan a pasar mil cosas por la cabeza. Esa noche ni dormí. Pensaba en mi familia, con la que había estado en contacto y con mucha otra gente también en los últimos días. Por eso, si me hubiera dado positivo el análisis, habría sido un desastre de contagios. Es una situación feísima que no le deseo a nadie, sinceramente”, se sinceró Toti.

“Si bien el domingo empecé a mejorar gracias al tratamiento que me dieron en el Hospital, las horas que pasaron hasta que llegue el resultado fueron interminables, muy difíciles. Tenía todo para que me dé positivo, pero el lunes se conoció el análisis, me dijeron que era negativo para Covid-19 y fue una de las noticias más lindas que recibí en mi vida”.

UN GOLPE PARA REFLEXIONAR

Para Toti Pérez esta situación terminó bien, pero no quedó en una anécdota y la recordará de por vida: “Después del resultado me dieron el alta y me siento bien de salud, pero permanezco aislado de mi familia en una habitación en mi casa. Tengo que cumplir los 14 días de aislamiento. Esto me hizo tomar real conciencia de la gravedad de este virus, de que todos estamos expuestos, porque generalmente lo vemos como algo lejano y que a nosotros nunca nos va a agarrar. Tenemos que cuidarnos, hacer caso a las precauciones, porque no es joda”.

“Si bien estoy tranquilo y agradeciendo los muchísimos mensajes de apoyo que recibí, todavía no dejo de pensar en lo que podía haber pasado si me daba positivo. A mi familia no le hicieron el test porque no tiene síntomas y el análisis me dio negativo, ni está previsto un segundo hisopado para mí por el mismo tema. Pero si no, los hubiera puesto en peligro a todos ellos. La verdad es que en Granja estábamos muy expuestos”.

AGRADECIMIENTO AL HOSPITAL

Toti Pérez se encargó de destacar la atención que recibió en nuestro Hospital Municipal: “La verdad que la atención y el trato que recibí de todas las autoridades y personal de salud, médicos y enfermeros, fue excelente, desde el primer momento y hasta hoy, cuando me siguen llamando. Quiero agradecerlo de corazón. Y verlos con esos trajes y los elementos de protección, que te hacen ni conocer a la persona que está adentro, son los que te dan la pauta del riesgo al que se exponen.
“También agradecer la enorme cantidad de mensajes de aliento de familiares, amigos, conocidos y también de gente que ni conozco. Esos deseos de ‘todo va a estar bien’ son los que me mantuvieron con fuerza en los momentos difíciles. Lo único que me queda por decir es que por favor nos cuidemos, todos, ya que no sabemos dónde está el virus ni quién lo puede tener. Esto no es joda”.

Comentarios

comentarios