El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires instalará un puesto de control móvil provisto con radar y alcoholímetro en la intersección de la ruta nacional 8 y la ruta provincial 41, según el acuerdo rentre la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial y el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona.

Por indicación del jefe de Gabinete, Alberto Pérez, se acordó con el municipio establecer una unidad móvil de la Dirección Provincial con radar y alcoholímetro, para ser comandada por la Policía de Seguridad Vial, en las inmediaciones de la intersección de las rutas nacional 8 y la ruta provincial 41.

Además, se estableció un operativo conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la Policía de la Provincia y Gendarmería Nacional.

El convenio fue firmado en el despacho del intendente arequense Durañona, con la presencia del director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Felipe Rodríguez Laguens.

Comentarios

comentarios