A las 18 del domingo, Pablo Idígoras denunció que momentos antes había dejado estacionada su camioneta en la esquina de Angel Merlo y Presidente Roca. Pero la dejó en marcha porque manifestó que la pickup tiene problemas con el burro de arranque.

Se metió en su casa y cuando salió se dio cuenta que se la habían choreado, por lo que dio aviso de inmediato a la policía.

Personal policial, entonces, salió en la búsqueda del vehículo robado y pudo interceptarlo en la ruta 8, entre las localidades de Urquiza y Fontezuela. Se recuperó la camioneta y se detuvo a Yamil Flores, mayor de edad, oriundo de Arrecifes.

Flores debía ir a declarar a San Nicolás, pero como la causa fue caratulada “hurto”, el delito es excarcelable y no pasará nada. Puede seguir robando tranquilo.

Comentarios

comentarios