En la madrugada del domingo, a las 2:30, se produjo un robo en una empresa cerealera de Arrecifes, ubicada sobre ruta 8 en el cruce con ruta 191.

En momentos en que Néstor Arístides, empleado de la firma de seguridad Condor, que custodia el lugar, ingresaba a Southern Seeds a tomar su puesto de trabajo, fue sorprendido por tres sujetos armados que lo redujeron y lo obligaron a entregarles la llave del portón de ingreso. Luego lo encerraron en el baño de una oficina.

Pasada aproximadamente una hora y media, y al no escuchar ningún ruido, Arístides rompió la puerta del baño y salió. Se dirigió hacia la firma Gomatro a pedir ayuda, pero no encontró a nadie. Entonces, corrió hasta otra cerealera cercana, Satus Ager, ubicada sobre ruta 191, cuyo responsable de seguridad llamó a la policía al divisar a un sujeto que se acercaba en actitud sospechosa, sin saber que era Arístides ni lo que había ocurrido.

Allí intervino la policía, tomando la denuncia por “Robo con privación ilegal de la libertad”. El domingo por la tarde llegó a Souther Seeds uno de sus responsables y al realizar el recuento de la mercadería comprobó un faltante de agroquímicos por un valor aproximado a los 30.000 dólares, según manifestó el jefe de la Sub-DDI Arrecifes, comisario Mario Demaestri.

La policía trabaja en la investigación del hecho.

Comentarios

comentarios