Ayer viernes ocurrió un robo a mano armada en un comercio céntrico y en pleno horario de trabajo. Un sujeto vestido con ropas oscuras y una gorra entró en el vivero Lo de Eliana, ubicado en Escribano Risso al 100, y le pidió a la dueña que le venda “una planta de cien”, mientras extraía de sus ropas un arma de fuego.
El chorro le ordenó a Eliana Cacho que lo acompañe hasta el interior del local, pero la propietaria del vivero pudo escapar ante un descuido del delincuente y corrió a pedir auxilio en comercios vecinos.
Alertada la polícia, llegó al lugar de inmediato pero el ladrón ya se había fugado. No obstante, tuvo tiempo para robar dinero de la caja, un teléfono celular y otros elementos personales.
“Estoy muy triste y con mucha impotencia. Esta vez el robo ya fue con un arma”, definió Eliana Cacho la situación.

Comentarios

comentarios