Ayer, aproximadamente a las 20:30, se produjo un robo en un comercio céntrico, cuando estaba abierto y andaba mucha gente por la zona. Dos arriesgados chorros irrumpieron en un negocio de venta de ropa, armados con un pistolón calibre 12, y se llevaron dinero en efectivo, una notebook y un teléfono celular.

Algún vecino que advirtió la situación llamó al 911 y la policía se hizo presente casi de inmediato, logrando dar con los delincuentes en el momento en que estaban escapando. Los redujeron, los detuvieron y recuperaron lo robado.

Uno de los sujetos es mayor de edad y cuenta con antecedentes policiales. El otro es menor (16 años), por lo que el Tribunal de Menores resolvió que sea devuelto a sus padres. Así estamos… Entra armado a un negocio, roba, la policía lo detiene y un juez ordena que se lo deje libre nuevamente, ¿para que siga delinquiendo?

Comentarios

comentarios