En 20 de junio no fue feriado para los chorros, en ningún lugar del país. En Arrecifes, los delincuentes aprovecharon para robar en la Parroquia San José, dependencia de la iglesia principal de nuestra ciudad.

Se llevaron cosas de menor valor pero la cuantía del ilícito no se pudo determinar en un primer momento ya que -según contó el cura párroco Adrián Galligani-, los ladrones se chorearon varios juegos de llaves. Esto no le permitió al padre entrar a varias dependencias para constatar los faltantes.

Según el sacerdote, quienes hayan ingresado a la Parroquia “conocían muy bien los lugares donde encontrar cosas”.

La Policía de Arrecifes se encuentra investigando el hecho y confiada en esclarecerlo.

Comentarios

comentarios