Luego de muchas idas y vueltas y de una fuerte polémica, en la noche del viernes terminó de aprobarse el Presupuesto 2012 y su correspondiente Ordenanza Fiscal Impositiva. La sanción definitiva estuvo a cargo de la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, que contó con la ausencia de los ediles del Frente Amplio Progresista, Walter Bochatay y Silvina De Paris.

De esta forma se aprobó el aumento de tasas solicitado por el Departamento Ejecutivo, que representa $ 1,30 más por día para los domicilios particulares.

La sesión tuvo como dato saliente, además, la presencia del concejal Roberto Donnola, quien había renunciado indeclinablemente a su banca de Unión-PRO pero replanteó su decisión y volvió al Concejo Deliberante.

Comentarios

comentarios