La Policía local ofreció hoy más datos sobre el trágico suceso ocurrido ayer, cuando un chico de 12 años se quitó la vida en barrio Santa Lina.

El hecho se conoció aproximadamente a las 16, cuando unos niños que estaban jugando en un monte cercano al tanque de agua del barrio divisaron el cuerpo sin vida del pequeño y dieron aviso a unos adultos que estaban por la zona.

La Policía llegó minutos más tarde al lugar y comprobó que el menor había tomado la dramática decisión de ahorcarse, pero el elemento utilizado para ello se cortó y por eso estaba en el piso.

La víctima es hijo de, Cristian Ferreyra, un policía fallecido hace unos años cuando prestaba servicios, y vivía con su madre a pocas cuadras de donde fue encontrado su cuerpo.

El menor se había ausentado de su casa luego de discutir con su madre, que en las primeras horas de la mañana de ayer había salido a buscarlo.

El infortunado chico era sometido hoy a una autopsia en San Nicolás, en la causa caratulada “Averiguación de Causal de Muerte”.

Comentarios

comentarios