La Policía local recibió el informe oficial de la autopsia realizada a Daniel Arellano, el joven de 23 años hallado muerto el pasado miércoles en el interior de una vivienda en el Barrio Alberdi, comúnmente denominado Barrio Chino.

En un principio se presumió un suicidio, pero como los efectivos policiales encontraron una bolsa de nylon y un tarro con pegamento en el lugar del hecho, las actuaciones se iniciaron como “Averiguación de causal de muerte”.

La autopsia indica que el joven falleció producto de un paro cardiorespiratorio luego de inhalación de tóxicos, lo que descartaría la hipótesis del suicidio. Igualmente, una tragedia, y un grave llamado de atención sobre una realidad social que muchos prefieren no ver.

Comentarios

comentarios