Muy temprano en la mañana de este jueves, trabajadores de la fábrica Manufactura Arrecifes iniciaron una protesta y manifestación en las puertas de la fábrica, ubicada sobre el kilómetro 178 de la ruta 8.

El reclamo era salarial y había posturas encontradas entre los empleados de la firma, acompañados por delegados de SUTIV, y la patronal, representada por Alberto “Tito” Pernicone (foto).

Los trabajadores, en la madrugada, comenzaron a hacer sonar bombos, enarbolar carteles de protesta y quemar neumáticos. Esto último obligó a la intervención de la policía, que les solicitó a los manifestantes que no lo hicieran porque el humo invadía la ruta y se tornaba peligroso. Cabe destacar que no hubo ningún inconveniente en este pedido, ya que los trabajadores entendieron la postura del personal policial y dejaron de prender fuego.

Afortunadamente, en las primeras horas de la tarde las partes llegaron a un acuerdo momentáneo y suscribieron un acta que hizo que los trabajadores depusieran su actitud y la situación volviera a la normalidad.

Comentarios

comentarios