Dentro del operativo de tránsito realizado el último fin de semana por personal del área de la Municipalidad que encabeza Daniel Elizalde, con el apoyo de efectivos de la Policía local, se procedió al secuestro de cinco motos por infracciones consideradas de carácter grave.

Además, se labraron 35 actas de infracción por falta de algún tipo de documentación y de casco en sus conductores.

Se recuerda que la utilización del casco en motovehículos es obligatoria, por ello se insiste en la concientización de los conductores, no sólo para cumplir con la ley sino para preservar su propia integridad física.

Por otro lado, desde la Dirección de Tránsito municipal se aconseja a los padres de menores de edad que no permitan que sus hijos conduzcan ningún tipo de vehículos si no cuentan con la correspondiente licencia que los habilite, para evitar que se proceda al secuestro del vehículo.

Comentarios

comentarios