¿Se viene un conflicto entre la Municipalidad y sus empleados?

Desde hace un tiempo, el Departamento Ejecutivo Municipal y el Sindicato de Trabajadores Municipales vienen manteniendo negociaciones paritarias debido a que el acuerdo anual finalizó en febrero y desde este mes de marzo deben aplicarse nuevos aumentos.

Según fuentes del gremio, las posturas están muy alejadas y no se avizora un punto de encuentro en la negociación. Acusan al Ejecutivo de no cumplir con el acta acuerdo firmada el año pasado y piden que se incorporen al básico los $ 2.800 prometidos, aparte del aumento salarial que los empleados deben cobrar ya con el sueldo de marzo.

En diálogo con Radio Uno (107.1), el secretario de Gobierno, Sergio Aldazabal, sostuvo que «no veo una hipótesis de conflicto. Estamos dialogando con el Sindicato desde hace tiempo y confío en que vamos a llegar a un acuerdo, como lo hicimos años anteriores, sin problemas. Pero más allá de que nos pongamos de acuerdo o no en estos días, quiero llevarles tranquilidad a los trabajadores municipales: en los sueldos de marzo van a tener liquidado ya un aumento del 10%. Después veremos cómo y cuándo se aplican los demás aumentos, ya que recordemos que lo que se acuerda anualmente se paga escalonado».

Respecto de la incorporación al sueldo básico de la suma fija de $ 2.800, el Dr. Aldazabal lo descartó de plano: «Es decididamente inviable. Es un monto que la Municipalidad no está en condiciones de pagar. No pasa por tener voluntad o no, porque lo creamos justo o no. Supone un volumen de dinero que está absolutamente fuera del alcance del presupuesto municipal».

No obstante, consideró: «Soy optimista, tenemos reuniones casi diarias con Juan Maury y con la mejor voluntad de ambas partes, como lo hemos hecho siempre».

Desde el Sindicato, claramente no opinan lo mismo. En estos días se definirá si hay acuerdo o si los trabajadores deciden una medida de fuerza.

Comentarios

comentarios