CUARENTENA: LA RESPONSABILIDAD ES SOCIAL MÁS QUE POLÍTICA

CUARENTENA: LA RESPONSABILIDAD ES SOCIAL MÁS QUE POLÍTICA



Por estas horas, las autoridades de Arrecifes que integran el Comité de Crisis se encuentran en la difícil tarea de decidir cómo y en qué condiciones habilitan el ingreso de nuestra ciudad a Fase 5.

La apertura de nuevas actividades no se discute, ya que corresponde legalmente por disposición del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Ni siquiera es responsabilidad de la Municipalidad, que únicamente debe determinar de qué forma se hace, pero no puede actuar en contra de las normas provinciales.

El ingreso a esta “nueva normalidad” significará un movimiento casi habitual de la ciudad, a excepción de contadas actividades que continuarán prohibidas.

En ese sentido, es decididamente imposible que un Estado municipal controle a todos y cada uno de los habitantes de la ciudad, que a partir de hoy tienen la libertad de trabajar, moverse y actuar casi con normalidad. Claro que respetando los necesarios protocolos que impone esta pandemia, de la que estamos lejos de superar. Solamente cambiamos de fase.

Por ello, más que política, ahora la responsabilidad es social, ciudadana. Debemos seguir respetando a rajatablas las medidas de prevención sanitaria. Y ahora más que nunca, para que no aparezca un nuevo contagio y perder en dos días lo que costó tanto conseguir.

Entendemos que, de una vez por todas, debemos hacernos cargo como ciudadanos, como integrantes de una sociedad que debe actuar ordenada y respetuosamente en comunidad. Los arrecifeños tenemos hoy ese compromiso y ese desafío. No le pidamos a las autoridades que nos hagan cumplir lo que nosotros no somos capaces de cumplir, sabiendo que debemos hacerlo.

Fundamentalmente de nuestro accionar dependerá en qué ciudad queremos vivir a partir de ahora. O nos cuidamos individualmente y nos respetamos o podemos volver atrás de un día para el otro.

Comentarios

comentarios