Luego de cumplir una pálida fase regular en este torneo Clausura, y clasificar con lo justo para los playoffs (sexto, el último que entraba), Todd desempolvó su conocida jerarquía y comenzó a brillar en esta etapa definitoria.

En cuartos, dejó afuera a Villa Sanguinetti goléandolo 6 a 3; en semis, sacó nada menos que al tricampeón, Obras Sanitarias, por 3 a 2 y anoche, en la final de los playoffs, eliminó a Palermo por 2-0, quitándole además el invicto que el Cervecero ostentaba en este torneo.

Cabe destacar que en todos los partidos el equipo de Gonzalo Macchiaroli estaba obligado a ganar, ya que con el empate pasaban de ronda sus tres rivales por contar con ventaja deportiva.

Ahora el Canario, ganador de la Liguilla, se enfrentará con Obras Sanitarias, ganador de la fase regular, en un partido a todo o nada para definir al campeón del Clausura. Vuelve a darse la misma final de los últimos campeonatos. Obras llegó fácil, como se esperaba. A Todd le costó mucho más, pero llega en un gran nivel.

Comentarios

comentarios