Se sabía que podía pasar. Si bien Villa Sanguinetti era el de mejor actuación en la fase regular y contaba con ventaja deportiva, no se podía ignorar que Cosmopolita de Todd tiene un plantel de jerarquía y acostumbrado a jugar definiciones. Cualquier resultado se podía dar; el pronóstico era absolutamente incierto.

Villa venía cumpliendo su mejor campaña desde hace muchos años y Todd, la peor de los últimos campeonatos, entrando con lo justo a los playoffs y en el último lugar. Pero en partido a todo o nada, es otra cosa.

Obligado a ganar, el Canario salió a llevarse por delante al equipo de Alfredo Gabilondo y lo goléo por 6 a 2 en el Estadio Municipal. Los del Gringo Macchiaroli demostraron que por algo son los subcampeones y protagonistas permanentes de las finales del fútbol arrecifeño. Ahora se medirán, en semifinales, con el tricampeón y favorito de todos: Obras Sanitarias, reeditando un clásico duelo de instancias definitorias.

Villa debe sentirse tranquilo. Cerró el año llegando a una instancia a la que no acostumbraba.

Los rojos habían arrancado ganando con gol de Claudio Sumich, pero Todd lo dio vuelta por intermedio de Joaquín Acuña y Fernando Cozza. Pardo volvió a empatar y, antes de finalizar el primer tiempo, Acuá puso 3-2 a Todd. El complemento fue todo para el Canario, que metió tres más: Valentín Tiverón (2) y Sergio Igarreta.

Comentarios

comentarios