El hecho ocurrió en las últimas horas de 2011, y fue tan sorprendente como violento. En el atardecer del sábado, los Bomberos Voluntarios y la Policía local fueron alertados sobre una vivienda que se estaba incediando en Avenida Lavalle al fondo.

Al llegar al lugar, los efectivos confirmaron que el incendio fue intencional, ocasionado por el ocupante de la vivienda, quien se encontraba en el lugar, absolutamente fuera de sí. Cuando los bomberos intentaron actuar, el hombre los atacó con una cuchilla, tratando de impedir que apaguen el fuego. Allí intervino la policía buscando calmar a este sujeto. El propio titular de la Comisaría, Sergio Barcelo, se acercó a dialogar con él y recibió un fuerte golpe en el rostro, y para defenderse debió trabarse en lucha con el agresor.

En medio de todo este descontrol, aparecieron vecinos en defensa del violento sujeto. Un bombero agredido terminó cayendo en una cuneta; otro, amenazado con un arma de fuego, escapó subiéndose a la moto del periodista Pablo Cullen; hasta que la Policía logró controlar la situación y detener al enloquecido protagonista de este insólito hecho.

Al parecer, el incidente se habría ocasionado a raíz de una pelea entre el hombre y su mujer, quien dejó su hogar asustada por las amenazas. El tipo quedó con sus hijos pequeños e incendió la casa, que se quemó por completo. Los nenes están a salvo y este sujeto, detenido en la Comisaría.

 

Comentarios

comentarios