La constructora arrecifeña IPG Ingeniería está cumpliendo 12 años de existencia desde sus inicios a cargo de los jóvenes Patricio Gabilondo e Iván Pubill, quienes con 27 años de edad ambos, volvieron a su ciudad para desarrollarse profesionalmente tras finalizar sus estudios.

La empresa no ha parado de crecer y hoy tiene la responsabilidad y el orgullo de haber sido seleccionada por la firma brasileña Agroceres PIG para construir la planta porcina genética más moderna de Latinoamérica, en un campo ubicado entre las localidades de Ameghino y Blaquier.

La obra estará compuesta por tres pilares básicos: galpón de cuarentena, galpón principal y laboratorio, que compondrán el Centro de Diseminación de Cerdos para extraer semen de porcinos. Son 7000 m2 que IPG entregará “llave en mano”.

Los trabajos ya empezaron y para ello un importante plantel de obreros de Arrecifes se instaló en esa zona de la provincia de Buenos Aires. La construcción, que contempla un plazo de aproximadamente nueve meses, demandará una mano de obra de entre 50 y 70 personas; el 70 por ciento arrecifeñas.

Para alojarlos, IPG alquiló un ex hotel y dos casas en Ameghino más otra casa en Blaquier.

Entretanto, en el Parque Industrial de Arrecifes se fabrican todas las estructuras y se trasladan.

Para lograr ser elegidos como exclusivos responsables de tamaña construcción, integrantes del equipo de IPG mantuvieron casi seis meses de negociaciones con los inversores brasileños, elaborando proyectos y viajando a Brasil para cumplir con los estándares de calidad constructiva y seguridad de primer nivel mundial que se exigen.

Comentarios

comentarios