Apenas pasado el mediodía ya no quedaron más costillares en la Fiesta de la Danza Folclórica y el Costillar al Asador, que se desarrolla en el Viejo Molino.

La demanda superó lo previsto por la organización y por los 11 clubes deportivos a cargo de la cocción y la venta. Quienes fueron a comprar cerca de las 13:00 sin encargue previo, ya no consiguieron carne pese a que aún se estaba asando para los que habían comprado anticipadamente.

La mayor molestia la demostraron los visitantes que llegaron a Arrecifes para la fiesta del costillar y no pudieron, precisamente, comer costillar.

La fiesta continúa con los shows musicales previstos en un hermoso día para disfrutar al aire libre.

Comentarios

comentarios