Cristina Kirchner anunció la modificación de la legislación que define cómo se cobra una comunicación desde un teléfono móvil. Según explicó, sólo se cobrará desde que la comunicación se atiende. Las prestadoras tienen 90 días para adaptar el sistema.

La Presidenta anunció este mediodía la publicación de una resolución que establece un cambio en la legislación que define cómo se cobran las llamadas hechas con celulares, algo que ya había adelantado el ministro de Planificación, Julio De Vido.

Según explicó Cristina Kirchner, los usuarios de telefonía móvil sólo pagarán a partir del momento en que la llamada sea contestada por el otro abonado y hasta que termine la comunicación. De esta manera, no se cobrarán las llamadas que no lleguen a término, algo que está tarifado en la legislación vigente desde hace más de 10 años.

La resolución de la Secretaría de Comunicaciones establece que “el tiempo de tasación de las llamadas originadas en usuarios de servicios móviles comenzará desde el momento en que el abonado llamado contesta directamente o por medio de una casilla de mensajes, hasta el momento en que finaliza la comunicación”.

“Las comunicaciones que no sean contestadas por el abonado llamado, directamente o por medio de una casilla de mensajes, no podrán ser facturadas ni cobradas bajo ningún concepto”, añade.

Asimismo, se aclara que “las licenciatarias prestadoras de servicios móviles deberán implementar las medidas pertinentes a los fines de dar cumplimiento efectivo a lo dispuesto dentro de los 90 días de su publicación”.

Fuente: Infobae.com


Comentarios

comentarios