La producción del programa La Voz Argentina mantiene un estricto secreto sobre lo que ocurre en las grabaciones del ciclo. Es lógico, ya que algunos participantes tardan hasta un mes en salir al aire por la pantalla de Telefe luego de grabar. Hacer trascender lo que va a emitirse haría perder el interés en el programa.

“Nadie puede saber lo que pasa en las grabaciones”, les advirtieron desde el primer día los productores a los participantes. De hecho, les hicieron firmar un contrato de confidencialidad.

Hasta la primera ronda, de las audiciones a ciegas, a modo de gentileza se les informaba a los cantantes que iban a salir al aire el mismo día, unas horas antes. Era sólo para que se vieran en pantalla y que sus familiares más cercanos no se pierdan la emisión.

Pero para la segunda etapa que se inició el pasado lunes, ‘Las Batallas’, la producción de La Voz decidió no avisarles más. Consultados por este diario, productores del certamen de canto más importante de la Argentina manifestaron que “debimos tomar esa decisión porque varios participantes no cumplieron con nuestro reiterado pedido de que no publiquen nada de antemano en redes sociales. Lo lamentamos, pero son las reglas”.

Es así que ninguno de los 112 participantes que quedan en el programa sabe cuándo sale al aire, incluida por supuesto la arrecifeña Julia Ferrón, que integra el equipo de Ricardo Montaner.

Comentarios

comentarios