A un mes del terrible accidente que sufrió cuando manejaba su moto y chocó contra un camión, Yamil Acosta fue dado de alta y regresó a Arrecifes.

En una sorprendente recuperación, después de dudarse en las primeras horas si podría seguir con vida, el joven de 27 años pudo abandonar la clínica La Pequeña Familia de Junín e instalarse en su casa, junto con su mujer e hijos, para continuar su rehabilitación rodeado de sus afectos.

Yamil deberá seguir trabajando en Arrecifes con su tratamiento kinésico para ir recuperando su normal movilidad. No obstante, viajará una vez por semana a Junín para que los médicos controlen su evolución.

El joven continúa con la estructura metálica que inmoviliza su boca luego de la operación de reconstrucción facial y tiene colocada una cánula de fonación en la traqueotomía para poder hablar.

Más información en la edición impresa de Diario NOTICIAS, que ya está en todos los kioscos.

Comentarios

comentarios